Informació institucional i organitzativa

Informació econòmica, pressupostària i estadística

Gestión ética y responsabilidad social

La Fundación Privada Vallés Oriental reconoce su compromiso con la mejora continua definiendo dentro de su Plan estratégico 2007-2011 la línea estratégica “Profundizar y ampliar el concepto de ética” la cual se concreta mediante el plan de actuación de certificar la Fundación en la normativa SGE21:2005 sistema de gestión ética y socialmente responsable. En fecha 16 de septiembre de 2010, Forética certifica a la Fundación Privada Vallès Oriental en el Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable de la norma de empresa SGE 21:2008. La SGE21 es una norma que desarrolla los criterios que permiten establecer, implantar y evaluar en las organizaciones el sistema de Gestión Ética y Socialmente responsable propuesto por FORÉTICA.

La gestión ética propuesta por FORÉTICA es un paso adelante en aspectos éticos y de responsabilidad social, para una mejor comprensión y colaboración en las relaciones humanas que tienen su origen como consecuencia de las actividades de la institución. Se trata de humanizar las exigencias de la ley y añadir un valor adicional a las relaciones interpersonales. Para la Dirección de la institución, implantar este sistema de gestión ética supone confianza en sí misma y en la organización, respecto a la honestidad, lealtad, buena fe, transparencia y cultura organizativa, además del deseo de difundir a su entorno social la cultura de Gestión Ética y Socialmente Responsable, para acercarla progresivamente a la sociedad en general. La certificación de la institución en esta norma, supone adquirir voluntariamente un compromiso social para aplicar los valores éticos incorporados en la misma, demostrarlo y mantenerlo. La normativa SGE21 se estructura en 9 áreas de gestión y cada una de ellas en los valores éticos aplicables, la implantación de los cuales es evaluable objetivamente y por lo tanto con posibilidad de someterse a auditoría.

Estas 9 áreas de gestión son:

• Gobierno de la organización

• Personas que integran la organización

• Clientes

• Proveedores y cadena de suministro

• Entorno social e impacto en la comunidad

• Entorno ambiental

• Inversores

• Competencia

• Administraciones públicas

Por último es necesario tener en cuenta que el ámbito de la ética aplicada, y en particular de la ética de las organizaciones, se caracteriza para intentar establecer normas y métodos que permitan la evaluación pública y objetiva de actitudes y valores tradicionalmente reservados a la esfera de la conciencia individual y de la virtud personal, evolucionando hacia la Gestión Ética y Socialmente Responsable.